El Temazcal es una ritual ancestral donde uno se recoge en el centro de su Ser dentro del vientre energético de la Madre Tierra, que también representa el vientre de la Gran Madre Cósmica, para llevar así a cabo una purificación holística y profundo renacer cuando resurja de él.

Dentro del Temazcal se conjugan todos los elementos necesarios para la creación de la vida: Tierra, Agua, Fuego y Aire, a los que se llaman a través de los cantos...Así como el quinto elemento, el ser humano que los maneja correctamente, en este caso, la Mujer Medicina. Ella es el canal de la Madre Tierra, del Espíritu de sus plantas y de los elementales; ella acuna y cuida energéticamente con dulzura al feto dentro del útero y es quién eleva la vibración con la frecuencia del amor en sus cantos medicina y/o guía al silencio y también modera el calor.

 

El Inipi o temazcal es un gran útero para renacer que da cobijo, acogimiento y calor con la energía de la Madre. Nos ayuda a aliviar nuestro desamparo, la falta de reconocimiento de nuestros padres y nuestra soledad. Nos alinea las energías en todos nuestros cuerpos y nos lleva a estados de conciencia clarificadores que nos permiten enfrentarnos a nuestros miedos o recibir información que albergamos en nuestro subconsciente y/o a través de nuestros guías espirituales… A menudo aparece el ego para ser transcendido y nos muestra como el miedo nos aleja del presente al querer controlar la Vida y no confiar…

En la oscuridad, es donde podemos volver a renacer de nuestro parto humano también y sanar esas memorias de la brusquedad con las que solemos nacer al mundo y/o la falta de desconexión en esa fase de nuestras vidas con nuestra madre biológica.

Se puede definir como un viaje interior en una “nave espacial” que el alma realiza con los recursos naturales ancestrales y espirituales de la Madre Tierra en conexión con el Cosmos. Es un espacio sagrado protegido donde se crea una línea energética que asciende desde el vacío oscuro que hay en el centro de la Madre Tierra, hasta el obligo o centro del Inipi, que es el lugar donde se depositan las abuelitas piedras, y de ahí visualmente hasta las estrellas, el Universo (en realidad nuestro conexión divina multidimensional con el Gran Espíritu).

Se crea una sauna sagrada de sanación y conexión espiritual/meditación con vapores donde los participantes se sientan y/o se tumban…Para a obtener dicho vapor se usa el calor de las abuelitas piedras incandescentes, cuya conciencia sabia inseminan el ombligo del Temazcal después de haber estado 2-3 horas ardiendo en el Fuego Sagrado. El Abuelo Fuego representa la energía de la luz del Espíritu.

 

Entre cantos al unísono todos damos las bienvenidas desde dentro a las abuelitas piedras que llevan miles y miles de años existiendo y cuya conciencia de sabiduría milenaria está a nuestra disposición, si sabemos sentirlas. Todo tiene conciencia y magia en la Vida, aunque no solamos pararnos a mirar y conectar con ello.

El Hombre del Fuego es quién guarda el Fuego Sagrado y cuidadosamente acerca desde la hoguera al interior del Temazcal las abuelitas y es la energía masculina sostenedora. Al igual que la Mujer Medicina es la energía femenina sostenedora. La energía de las plantas también nos acompañan y sanan nuestro corazón, plantas medicinales como romero, salvia, eucalipto, lavanda, palo santo, copal se vierten en una gran infusión en cada una de las 4 puertas o 4 tiempos del Temazcal emitiendo un vapor cuyo fresco aroma limpia el aura, conecta con la respiración y templa las emociones. Al final de cada puerta tenemos la oportunidad de apreciar el aliento de Dios, el aire que nos da la Vida y que normalmente damos por hecho al respirar inconscientemente y no estar en presencia.

Como templo del Gran Espíritu que es, el Inipi refuerza la conexión con la Divinidad en nosotros, con nuestros guardianes espirituales (guías y ancestros) y el amor del círculo sagrado, es pues un bello momento también para aprovechar esa conexión para elevar rezos al Padre Cielo y/o cantos, pidiendo siempre permiso a la persona que guía el ritual y alinea las energías de éste, así como sus tiempos y sus silencios.

 

Cuando uno se entrega al proceso, la sanación es profunda y la información recibida del Espíritu y de la expansión de conciencia producida en muchos casos, también lo es…y se suele necesitar de días para integrar poco a poco todo. También es una oportunidad para liberar emociones dolorosas acumuladas en nuestras células o bloqueos que nos impiden evolucionar...y aquí, desde el útero Inipi de 13 Hadas y muchas Mariposas lo hacemos desde un lugar dulce y amoroso, en conexión con la energía femenina ying. Abrir el corazón al dejarse acunar en la oscuridad de este gran útero por los cantos es pura Medicina para el alma.

 

Realmente para cada persona es una experiencia distinta y por mucho que se explique es difícil transmitir algo que debe sentirse y vivirse desde la experiencia. No es un lugar para aguantar el calor de una sauna, sino para abandonarse en un estado de meditación profundo y confiar en el proceso guiados por la luz del Espíritu, a través del Yo Superior de cada uno...para finalmente renacer reconciliados y en mayor fluidez con la Vida diaria.

 

Espero que este texto haya servido al menos para ofrecer una visión amplia de todo aquello que puede ofrecer esta ceremonia ancestral ,si uno se abre a ello y se da la oportunidad... a la vez sin esperar nada, solo lo que la Madre Vida quiera traernos ahora para nuestra evolución.

 

Los Temazcales los celebramos alineándonos con las diferentes fases de la Luna, beneficiándonos de sus distintas energías; siempre purificándonos  y desprendiéndonos de las cargas que ya no necesitamos y hemos  pues de deshacernos de ellas, para transformarnos una vez más en mariposas.

 

Tras finalizar, salimos de la oscuridad del Inipi después de llevar a cabo esta alquimia poderosa ancestral. Salimos renaciendo a la cálida Luz de la luna y entonces terminamos disfrutando con un baño en la piscina con agua prácticamente de manantial, bajo la inmensidad de las estrellas, para sellar el proceso energético. ¡No es obligatorio pero es  altamente recomendable y es una “gozada”! Es importante el agua fría para integrar la alquimia física y espiritual; y no se debe usar agua caliente después del Temazcal.

Mar

El Temazcal fue una ceremonia poderosa y amorosa de vinculación con la tierra, me sentí en el cobijo y calorcito del vientre de la Pachamama. Sentí como si me acunara una energía suave, dulce y amorosa, y me sentí unida a la Madre Tierra, desde ese lugar profundo y seguro. Los cánticos eran como nanas que me arropaban.

 

Y al ser un Temazcal de mujeres, sentí la unión con mis hermanas y la conexión con toda la feminidad que hay en el Universo, a la Madre Luna. Y la conexión con mi verdadero Ser.

David

En nuestra vida diaria nos vamos impregnando de energías, tensiones y ansiedades, el mundo a veces nos embrutece y comenzamos a sentirnos un tanto agotados.  El Temazcal, para mí es ese lugar donde la tierra te desviste de todo lo que no te pertenece… es ese lugar donde la madre te regala un renacer despojado de todo lo no pertenece a tu esencia… Es un lugar alquímico en el que a través de la rendición, los elementos dentro de ese espacio, crisol sagrado, te devuelven a la humilde y más llana condición humana, ser y sentir desde el Corazón.

He tenido la experiencia de participar en otros temazcales llevados por hombres y alguna Mujer Medicina; y en casi todos, la frecuencia del Amor está presente, invocada y tangible…

Pero con Kala (Nahena), el cariño, el cuidado  y la frecuencia del Amor han sido infinitos…

Es un placer poder entregarse a una de sus ceremonias, y por eso me gustaría vivirlas una y otra vez…

Kratu como hombre de Fuego: también es de los seres más amorosos que he conocido.. .y su energía también nutre a través de su intención lo vivido dentro de esa experiencia Temazcal. Ambos elevan esa frecuencia a lo más alto.

NUESTROS ENCUENTROS

 DE FIN DE SEMANA CON TEMAZCAL

Desde la frecuencia de la plena presencia y el amor incondicional, acompañamos a cada persona en el proceso de semilla de cambio que brinda el fin de semana, fomentando su maestría interior y la apertura del corazón. Le ayudamos a recordar la sabiduría que guarda su Yo Superior acerca de las verdaderas prioridades (a menudo olvidadas o no priorizadas) en su Vida, propiciando a su vez importantes tomas de consciencia sobre límites inconscientes que afloran para ser superados…Nosotros decimos que no existe el estrés o la frustración, sino solo personas desconectadas de su interior que necesitan pararse...personas distraídas de su coherencia y distraídas de su propia presencia.. Esa presencia que lleva a precipitarse en el aquí y en el ahora, en el lugar del observador y a entender la Vida en un contexto más amplio, desde la libertad interior.

 

No se trata pues de tener “solo” una experiencia de esta hermosa ceremonia sagrada ancestral de Temazcal, como suele ser lo común en otros lugares, que ya de por sí es una oportunidad valiosísima de crecimiento y purificación. Sino que precisamente para profundizar en todo el potencial que brinda el trabajo humano y espiritual del Temazcal, es decir, las posibilidades de transformación interior y renacer que nos trae, dedicamos el fin de semana a pararnos, reconectarnos con el interior y recargarnos de energía y claridad. Trabajamos en profundidad la consciencia para transcender creencias limitantes y alinear energías. Todo esto en unas condiciones privilegiadas para ello, trabajando holísticamente (cuerpo-emoción-mente-espíritu) y arropados también por la energía del círculo de personas conscientes que conformamos los que entre todos participamos en los encuentros que se suceden en este lugar mágico, la casita de campo 13 Hadas y muchas Mariposas.

 

Se incluye siempre una ruta iniciática chamánica de reconexión ancestral , preparatorio al Temazcal en lugares energéticos de la Madre Tierra, cuya belleza y energía no deja nunca de sorprendernos. Asimismo, llevamos a cabo un trabajo de preparación específica de la intención del renacer de cada “mariposa” y trabajos de integración el domingo. Cada encuentro comienza un viernes por la tarde-noche y termina un domingo por la tarde. Es un fin de semana que realmente puede ofrecer un antes y un después en la Vida de los participantes que se abran a ello.

CALENDARIO PROXIMOS TEMAZCALES:

 (

 sábado 8 -10 noviembre (con Bendición de útero dentro del Inipi)

 viernes 20 a domingo 22 diciembre (retiro con Temazcal por el solsticio de Invierno)

© 13 Hadas y muchas Mariposas 2018  I   13hadasymuchasmariposas@gmail.com  I  Kala: 675  921  604